Biografía

Infancia

Belén Mackinlay vivió sus primeros años en Ayacucho donde creció en pleno contacto con la naturaleza. La casa de sus abuelos, llena de historias familiares, sembró su amor por la tradición y por lo que construyeron los que nos antecedieron. Belén recuerda esos años como un momento de absoluta felicidad: picnics en el pasto, juegos en familia, espectáculos montados para sus padres y abuelos, los primeros amigos y el descubrimiento de los sonidos del campo. Su familia decide mudarse a Buenos Aires cuando ella llega a la edad escolar. La música de Belén conjuga el rumor de su vida en el campo y la estridencia de su paso por la ciudad.

Es su familia materna quien la introduce en el camino de la música. Las historias de Mendoza y las reuniones nocturnas son sus primeros recuerdos ligados al folklore. El repertorio de esas sobremesas incluía canciones argentinas y latinoamericanas. Desde temprano ella une su voz a la de su mamá y su tío cantando las zambas que aprendió de su abuela. Aquellas canciones todavía la transportan a esas noches frescas de guitarra.

Belén se entrena en la música desde que es chica pero siempre en paralelo a sus estudios. Cuando termina el colegio comienza una carrera universitaria a la vez que empieza a trabajar dentro de la comedia musical argentina. Fue parte del éxito de Broadway II y es en ese momento que decide dedicarse cien por ciento a su verdadera pasión, el canto.

Musicales

El primer paso en su carrera profesional lo dio en los musicales protagonizando Broadway II en 1993 en el teatro Blanca Podestá y el Metropolitan. Broadway II fue un espectáculo exitoso que tuvo una amplia repercusión en la prensa y en el público. Le valió a Belén el reconocimiento de la crítica especializada.

A partir de esa primera oportunidad Belén participó en numerosos musicales como protagonista y en el ensamble. Actuó en los grandes escenarios de la prestigiosa calle Corrientes. Fue parte de Los Miserables, La Bella y la Bestia (teatro Ópera), Frankenstein (Coliseo y Lola Membrives), New York, New York- Swing & Blues (teatro Astral) y Broadway Follies (Metropolitan) entre otros.

Durante los años 2002 y 2003, junto a Alberto Favero, se destacó como cantante solista en el ciclo de conciertos “La comedia musical y los musicales clásicos” organizado por el Teatro Colón y el Circulo Italiano. Este espectáculo fue declarado de interés cultural por la Secretaría de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

A partir del 2004, como miembro del Grupo Freeway, crea y produce los espectáculos “Broadway Acústico” y “De Película” que fueron presentados durante largas temporadas en el reconocido café concert Clásica & Moderna. Estas presentaciones fueron un gran éxito y recibieron elogios del público y la crítica. El Grupo Freeway se presentó allí hasta el 2009.

Folklore

El 2009 marca el comienzo de una nueva etapa en su carrera. Belén se lanza como solista en un proyecto que explora las raíces del folklore argentino. Su repertorio tiene una mirada personal y contemporánea que le dan al folklore un aire novedoso. En él mezcla las canciones que cantaba en su infancia con nuevas composiciones de los grandes folkloristas contemporáneos. Encabeza un grupo de reconocidos músicos provenientes del jazz y el folklore actual.

En el 2010 participa como cantante invitada de la obra de teatro musical Mujeres de la Conquista. Inspirada en el libro de la escritora e historiadora Lucía Gálvez, recrea la vida y sentimientos de las mujeres que participaron en la conquista de América. La obra fue un homenaje a aquellas mujeres que, desde el silencio, comenzaron a construir nuestra Nación. El espectáculo contó con el auspicio institucional del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En Junio 2012 presenta su primer material discográfico: Trébol Blanco. durante un ciclo en el mítico Clásica & Moderna. La acompañaron a lo largo de las presentaciones, Alejandro Kalinoski en piano, Guillermo Delgado en contrabajo y el maestro de la percusión argentina Carlos Rivero. Los arreglos son de Alejandro Kalinoski.

Este disco recibe elogiosos comentarios de la prensa y público y la instala como una artista emergente dentro del folklore independiente. El disco vuelve a sus raíces haciendo una síntesis de su camino logrando integrar el sonido urbano con la melodía de la naturaleza.

Trébol Blanco fue nominado a los Premios Gardel 2013 como Mejor Album Nuevo Artista de Folklore.

Belén se presentó dos años consecutivos en el escenario Mayor del Festival de Cosquín – edición 2013 y 2014- , con excelente recepción.

Entre otros espacios se presentó en el Centro Cultural de la Cooperación, la Feria de mataderos, Clásica & Moderna, Casa Nacional del Bicentenario, Velma Café, Teatro el Plata y el Salón dorado del Teatro Nacional Cervantes.

Fue seleccionada por un prestigioso jurado integrado por Juan Carlos Cuacci, Sandra Mihanovich, Diego Rivarola, Carlos Matinez y Federico Mizrahi para formar parte de la Programación Cultural de los Bares Notables de la Ciudad de Buenos Aires 2013, 2015.

En Mayo 2015 presentó su nuevo disco “Huella” editado por Acqua Records, donde profundiza el sonido folklórico. Lo estrenó en el Velma café y lo presentó durante el año en reconocidos espacios. La acompañan en estas presentaciones Alejandro Kalinoski en piano, Pablo Tozzi en contrabajo y el maestro de la percusión argentina Carlos Rivero.

Este segundo disco fue muy bien recibido y elogiado por el compromiso con la música folklórica. La acompañaron en estos años en las presentaciones músicos de la talla de Alejandro Kalinoski, Pablo Tozzi, Guido Martinez, Diego Alejandro, Daniel “Pipi” Piazzola, Juan Pablo Navarro, Guillermo Delgado, Facundo Guevara y Carlos Rivero, entre otros.