Belen Mackinlay | Planeando Sobre Bue (09-2016)
15445
post-template-default,single,single-post,postid-15445,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.1,vc_responsive

Planeando Sobre Bue (09-2016)

Planeando Sobre Bue (09-2016)

Folklore contemporáneo

Belén Mackinlay

Por: Sabina Pérez

La cálida y envolvente voz de Belén nos espera dos noches de septiembre en Clásica y Moderna. Lo mejor del cancionero folklórico, interpretado por una personalísima cantante.

La ciudad está colmada de cancionistas de voz estupenda. Aprovechando su caudal, muchas de ellas se vuelcan al jazz, o se destacan en musicales. Pocas hay que se dedican al folklore, tomándolo con respeto y rigor.

Esto es a lo que se dedica Belén Mackinlay. Esta rubia de apellido más bien irlandés, cambia al Leprechaun por los duendes salamanqueros y nos regala un puñado de canciones nuestras, arregladas con gran delicadeza, muy bien acompañada por una pequeña orquesta de virtuosos: Alejandro Kalinoski en piano -responsable de los arreglos y la dirección musical del proyecto-, Pablo Tozzi en contrabajo, Carlos Rivero en percusión y Julio César en la puesta en escena.

En esta serie de dos recitales íntimos, Belén repasará los temas de su último disco, Huella. Podremos oír magníficas versiones de Cuando llegue el albaCarnavalito del duende, verdaderos clásicos del folklore, pero también música popular latinoamericana, como Señora y dueña, marinera de Chabuca Granda, La Palliri, el huayno de Manuel J. Castilla (interpretado con maestría por el piano de Kalinoski) o la cueca La plumita de Arsenio Aguirre.

También habrá un espacio para las canciones de Trébol Blanco, su primer trabajo solista, nominado a los Premios Gardel.

En sus presentaciones hay espacio para desenvolver el alma, sorpresas, versiones que invitan a redescubrir nuestras melodías y sus letras sencillas, y artistas convidados a sumarse al ruedo. El miércoles 21, la cantante invitada será la gran Eleonora Eubel.

Belén Mackinlay es una intérprete dulce pero intensa. Nada hay en sus trabajos de ese folklore ruidoso de ciertos festivales de doma. En ella, todo es calmo y contemplativo. Es en esa aparente quietud donde se mueven cosas importantes, adentro.