Belen Mackinlay | Miradas al Sur (05-2015)
15450
post-template-default,single,single-post,postid-15450,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.1,vc_responsive

Miradas al Sur (05-2015)

Miradas al Sur (05-2015)

Zona Crítica

Cuando el folclore tiene voz

Hace seis años, Belén Mackinlay se metió de lleno en el folklore. Atrás, pero no olvidadas quedaron las comedias musicales. Y desde hace seis años, primero con Trébol Blanco (2012) y ahora con Huella, reflota hitos del género para ponerle su impronta, esa que le dieron sus primeros pasos en Ayacucho y también sus primeros pasos porteños. De una calidez notable y una decisión para meter la voz o susurrar allí donde debe hacerse Mackinlay logra un tremendo desafío: hacerse un lugar como vocalista folclórica. La acompañan Alejandro Kalinoski en piano, Pablo Tozzi en contrabajo y Carlos Rivero en percusión. Se avisa, como para ir asegurando mesa: el 21 de Mayo a las 21 presenta Huella en el Velma Café.

Miguel Russo y Guillermo Pintos.